CARLOS CARDONA

La pintura de Carlos Cardona (Cardona Ardán) Un torrente de color; los azules, violetas, amarillos, naranjas y algún que otro rojo hacen trabajar la retina del espectador para mezclar las pinceladas que se amontonan en el lienzo rozando la abstracción hasta conseguir que sus montañas, barrancos, llanuras, … de su tierra Huesca se conviertan con la distancia en un paisaje casi real.
En la pintura de Cardona-Ardán hay que diferenciar lo que realiza en su estudio o por otra parte la pintura rápida de igual manera a los temas elegidos.
La tranquilidad del estudio se centra más en los paisajes de las montañas de Huesca de una forma casi exclusiva con un estilo muy peculiar a modo de rompecabezas, pinceladas llenas de colores, planos de una forma casi anárquica, pro que después de contemplar la obra uno se convence que esa pincelada al lado de la otra tiene una razón de ser para la composición de la obra en el resultado final.
PINTURA RÁPIDA, nadie diría que son la misma persona, a no se porque trata los temas a lo grande como sus montañas, me refiero a que no se limita a un rincón o un monumento, pinta el pueblo entero, con sus casas, tus tejados, sus campos, … y se ha dejado el pincel en el estudio para cambiar a la espátula pero también a lo grande, las de carrocero.
A lo largo del año recorre las provincias de España participando en los diversos concursos que se convocan tanto en rápida como en seca, obteniendo numerosos premios, su obra se reparte en colecciones particulares de España, Francia, Inglaterra, Italia, Holanda, Rumanía, …